Schesir and La Lega del Filo d'Oro

En los meses de junio a septiembre, comprando los productos Schesir, también usted nos ayudará a que muchos niños sordociegos conquisten nuevas metas.
Para los niños sordociegos asistidos por la Lega del Filo d’Oro, cada pequeño paso hacia la autonomía representa una conquista realmente valiosa.
No poder ver ni oír ni hablar. Son las premisas para un estado de aislamiento absoluto. Y aún así, incluso para quienes están en esta condición, existe el espacio para relacionarse con los demás y superar la barrera de la incomunicación que les rodea.

Desde 1964, la Lega del Filo d’Oro se plantea como objetivos la asistencia, la educación, la rehabilitación y la reinserción en la familia y en la sociedad de personas sordociegas y con varias minusvalías psicosensoriales.

NUEVO CENTRO NACIONAL DE HABITACIONES PARA LOS HUÉSPEDES EN EDAD ESCOLAR.

La Lega del Filo d’Oro está trabajando en la actualidad en la realización del nuevo Centro Nacional de Osimo (AN), una estructura a la vanguardia a nivel europeo que permitirá duplicar los servicios a favor de las
personas sordociegas y de sus familias.
Al nuevo Centro Nazionale también se trasladarán las actividades de los chicos en edad escolar ahora alojados en el Centro de Rehabilitación de Osimo. Los niños que permanecerán en el Centro durante periodos continuados podrán disfrutar de apartamentos oportunamente pensados para ellos.
De hecho, cada elemento de la decoración debe ser proyectado para facilitar su uso por parte de los niños, a fin de favorecer su autonomía respetando los estándares generales de seguridad.
Las estanterías y los armarios, por ejemplo, tendrán bordes de color en contraste con la superficie, para que puedan ser distinguidos mejor por quienes tienen un resto de visión; las hojas serán correderas para su apertura y las manijas tendrán un tirador ergonómico de goma.
Además, para garantizar una mayor seguridad, se eliminarán o señalarán las escaleras, los escalones, los desniveles y los posibles objetos sobresalientes. Todas estas medidas son fundamentales también para permitir a nuestros huéspedes disfrutar lo mejor posible sus restos sensoriales.

Schesir ha contribuido a la realización de las decoraciones para las habitaciones del nuevo Centro.

En estos ambientes, construidos y decorados a medida para quien no ve y o oye, cada niño podrá mejorar más su capacidad de realizar por sí solo los pequeños, pero importantes gestos de cada día, como abrir y cerrar un cajón, coger un vaso o mantener una cuchara en la mano, vestirse y prepararse por la mañana para llegar a las aulas del sector escolar.
La normalidad de la vida diaria se convierte así para los niños huéspedes del Centro en una continua ocasión para aumentar su autoestima y confianza en sí mismos, permitiéndoles crecer más serenos, respetados en sus propias costumbres y escuchados por lo que se refiere a las exigencias que expresan.