¿Cuál es la necesidad nutricional para tu perro?

La necesidad nutricional de tu perro varía también en función de su tamaño. Lee el artículo y asegúrate de alimentarlo con el alimento más adecuado para él.

Nutrición para gatos 

Los perros, para mantenerse en forma y sanos, necesitan incorporar nutrientes importantes: proteínas, grasas, minerales, vitaminas, fibras y agua, siempre en la justa cantidad.
La cantidad de estos componentes nunca debe descender por debajo de un límite mínimo, y varía en función del tamaño del perro. Para evitar carencias o sobredosis de estos nutrientes, es muy importante elegir el alimento adecuado.

Perro de tamaño Small y Toy (1 – 10 kg aprox.)
Los perros de tamaño pequeño tienen un crecimiento muy rápido respecto de los perros de tamaño mediano y grande, solo hay que pensar que completan su desarrollo en los 8 primeros meses de vida. Este rápido crecimiento requiere alimentos muy digeribles para maximizar la absorción de los nutrientes y garantizar un crecimiento correcto.
El metabolismo de los perros de pequeño tamaño es más rápido y requiere más calorías respecto del metabolismo de los perros más grandes: los perros pequeños consumen rápidamente las energías de que disponen y liberan más el calor.
Su estómago es pequeño y necesita pienso de dimensión reducida y fácilmente digerible.
También varía la cantidad de alimento que debe suministrarse: en proporción, un perro de tamaño pequeño ingiere una cantidad de alimento mayor por quilo de peso respecto de los perros de gran tamaño.
Se aconseja distribuir los alimentos como mínimo en 2 comidas, incluso mejor, en 3, para mantener constantes durante el día los niveles de energía y glicemia.
Entre las razas de perros small y toy encontramos, por ejemplo: yorkshire, maltés, pinscher, chihuahua, doguillo o carlino.

Perros de tamaño Medium (11 – 25 kg aprox.)
Las necesidades del perro de tamaño mediano están a mitad entre las de un perro de tamaño pequeño y las de uno de tamaño grande.
El crecimiento es rápido y el adulto llega a pesar hasta 50 veces el peso del cachorro recién nacido; por ello, es importante favorecer su crecimiento y garantizar una funcionalidad intestinal eficaz.
El metabolismo del perro de tamaño mediano requiere menos calorías y proteínas con respecto al perro de tamaño pequeño. Su necesidad energética y proteica disminuye proporcionalmente por quilo de peso.
Conviene alimentar al perro de tamaño mediano por la mañana y por la noche; por ello, es importante distribuir la ración diaria en 2 comidas ofreciéndoselas, si es posible, a las mismas horas, a fin de regularizar sus hábitos.
Entre las razas de perros de tamaño mediano encontramos por ejemplo: corgi, collie, beagle, husky.

Perros de tamaño Large (26 kg aprox.)
El crecimiento finaliza alrededor de los 2 años y el adulto llega a pesar hasta 100 veces el peso de cachorro. Justamente por este largo desarrollo, los perros grandes están más sujetos a desarrollar problemas osteoarticulares. El metabolismo es más lento; por tanto, el aporte energético no debe ser excesivo, para evitar problemas de sobrepeso, que, a su vez, pueden causar problemas osteoarticulares. Las vitaminas y las sales minerales deben estar bien equilibradas para que el esqueleto se forme lentamente y de forma correcta.
El intestino es más corto respecto del intestino de los perros de tamaño más pequeño y necesita pocas fibras, para ralentizar el tránsito de los alimentos y favorecer la absorción de los nutrientes.
Para los perros de tamaño grande también se aconsejan al menos dos/tres comidas al días, pero por un motivo diferente: el suministro de una sola comida conlleva el aumento del riesgo de dilatación gástrica y torsión del estómago (sobre todo si el perro corre o salta tras haber comido).
Entre las razas de perros de tamaño grande encontramos, por ejemplo: boyero de Berna, akita, dogo, chow chow.