Home Pet Home

¿Realmente tu casa está hecha a prueba de animales domésticos? Sigue estos consejos o inspírate para hacerla aún más confortable.

Consejos prácticos

Gestión de los ambientes.

Verlos meneando la cola o saltando por casa es un auténtico placer; sin embargo, existen pequeñas medidas para mejorar la cotidianidad de tu perro o gato. Empecemos por los espacios: el Alano en un apartamento está estrecho, pero no existen reglas ni requisitos que respetar. Solo seguir el sentido común.

Para los recién llegados a casa, en cambio, hay algunos consejos que deben ponerse en práctica. Los amos están fuera todo el día y el animal doméstico se aburre tremendamente o estudia travesuras para hacer. Si son cachorros, el entretenimiento es fundamental. ¿Qué juegos pueden funcionar? Pelotas de colores y juegos para morder para “Fido”, ratones y pelotitas de plástico para “Fuffy”. Sobre todo con los gatos, es importante equiparse desde el principio con un rascador y con artículos para trepar. De esta forma, las cortinas y los jarrones de porcelana estarán a salvo.

Es conveniente hacer rotar los juegos y no ponerlos todos a su disposición para mantener constante el interés por los mismos.

¿Dónde está la comida?

Tanto para el perro como para el gato es válida la regla de colocar la comida siempre en el mismo lugar, pero lejos de sus camas. Estos son sus refugios diarios y colocar la comida en estas zonas podría inducirles a comer incluso si no tienen hambre, solo por aburrimiento.

Pulcro y limpio.

Al menos una vez al mes, te aconsejamos realizar una limpieza a fondo con vapor a 100°C. Alfombras, sillones y sofás son los primeros perjudicados. Hay que eliminar los posibles parásitos que los animales llevan inevitablemente consigo, aunque la profilaxis con nuestros amigos y el uso de antiparasitarios te evitarán malas sorpresas. Además, recuerda siempre tener la precaución de guardar todos los detergentes en lugares donde tu animal doméstico no pueda llegar.

Plantas decorativas.

Además de los detergentes, insecticidas, medicamentos y residuos varios, hay también algunas plantas de interior que no deben dejarse nunca al alcance de las mascotas. ¿Un buen ejemplo durante el periodo prenavideño? La Flor de Navidad o el muérdago: a nosotros nos parecen inocuos, pero no lo son para nuestros perros y gatos.

Intenta poner en práctica estos pequeños consejos y convierte tu casa en un lugar a prueba de mascotas.

 

¡Hasta la próxima!