Divertirse en casa con perros y gatos

Durante el Coronavirus, los perros y los gatos nos ayudan, apoyan y alivian nuestra soledad.

Noticias

Es realmente cierto: durante estos días de aislamiento, nuestros amigos, los perros y los gatos, nos demuestran cuánto son importantes para las familias. Muchos ancianos se habrían quedado completamente solos en sus casas, en cambio, tienen la compañía de sus mascotas y, además, se les permite salir brevemente para darles un paseo.

La interacción es buena para nuestro bienestar mental. Al no poder interactuar con otros “humanos”, hoy más que nunca el papel de los perros y gatos tiene un efecto beneficioso para nosotros.

Aun así, es posible que, tanto vosotros como ellos, os aburráis pasando tanto tiempo en casa. Por ello, hemos pensado en daros algunas ideas de actividades que podéis realizar juntos.

Tengo un gato

El gato, para no aburrirse, necesita un ambiente estimulante. Puedes aprovechar estos días para crear una casa a su medida. Aquí tienes algunas ideas:

  • cuelga repisas en las paredes para crear un recorrido estimulante para tu minino;
  • deja las cortinas abiertas para que tu gato pueda mirar fuera;
  • crea su rincón con cuencos y postes para arañar hechos por ti;
  • juega activamente con tu gato utilizando los juguetes que ya tengas (los clásicos bastones con pluma o los ratones), o construye juguetes nuevos utilizando tapones de corcho, bolas de papel de aluminio o cualquier cosa que estimule su atención;
  • muchos gatos adoran las bolsas de papel: podrías “fingir” que se te han olvidado algunas por ahí, para que pueda hacerte una emboscada;
  • otra cosa que adoran los gatos son las cajas. A los gatos les encanta jugar con ellas y dormirse dentro.

Tengo un perro

Normalmente, es más fácil jugar y relacionarse con un perro que con un gato. Pero cuando la situación impone que hay que quedarse en casa… la cosa se complica. El aburrimiento es una de las causas más comunes de los problemas de comportamiento del perro. Instintivamente, este animal necesita vivir de manera activa y dinámica.
Por ello, además del breve paseo permitido, hemos pensado en algunas actividades que pueden hacerse en el jardín (donde lo haya) o que pueden adaptarse a los espacios disponibles:

  • lanzamiento de pelota: la pelota también se puede lanzar dentro de casa si lo permiten los espacios;
  • búsqueda del tesoro: podemos esconder las croquetas en puntos diferentes de la casa sin que nuestro perro nos vea, para que después se divierta buscándolas durante el día;
  • tiro de la cuerda: juega a tirar con él de un trozo de cuerda;
  • escondite: escóndete en cualquier punto de la casa y haz que te busque;
  • el juego de la magia: cierra las dos manos y en una esconde una galleta, vamos a ver si tu mascota adivina dónde está. Puedes hacer el mismo juego con un nivel de dificultad mayor, escondiendo las croquetas debajo de vasos de papel.

Además de esto, te recomendamos también algunos trucos de activación mental, que son tan importantes como el movimiento:

  • repasar las órdenes nunca viene mal (sentado, pata, tumbado, quieto, etc.). ¡También puedes enseñarle algunas nuevas!
  • el nombre de los juegos: enseña al perro a asociar un nombre con un juego;
  • ordenar: enseña al perro a poner sus juguetes en el lugar correcto.

Si tenéis un perro o un gato seguramente no os sentiréis solos, pero ahora que podéis dedicarles más tiempo, ¡hacedlo!